ENTREVISTA/ QUE TODOS SIGNIFIQUE TODOS: GERARDO SUZÁN

Me atraen los espacios que van dejando las personas, yo mismo soy un inmigrante y un trashumante, comenta el ilustrador Gerardo Suzán, quien no necesita de ningún medio de transporte para viajar más que la memoria y la imaginación.

La ilustración en la vida de Gerardo Suzán comenzó entre libros e imágenes que capturaba de su entorno. Cuando era pequeño, observaba todo a su alrededor; y hoy es consciente de todos esos recuerdos: Los temas religiosos me gustan mucho porque fui criado en un lugar católico. De niño, iba a la iglesia, de hecho mi primera formación y mi primer acercamiento visual fueron en la Iglesia San Juan Bautista de Coyoacán, la cual tiene unos murales hermosos de San Juan. Me acuerdo que mientras transcurría la misa veía unas nubes pastosas gigantescas en los techos.

De igual manera, las imágenes que promocionaban los filmes en los años 70 (como Star Wars), los posters ilustrados y las ilustraciones de los primeros libros que leyó alimentaron los intereses visuales de Gerardo, quien a continuación nos comparte un poco de su trayectoria de aproximadamente 25 años.

libros_imagen

Libros que ha ilustrado Gerardo Suzán en 25 años de trayectoria.

¿Cómo inició tu pasión por la ilustración?

Cuando entré a la Nacional de Artes Plásticas, conocí a Felipe Ugalde, quien era ayudante de Jorge Novelo, un maestro de dibujo. Felipe acababa de ganar el único concurso que había aquí en México de ilustración, el premio de IBBY. Fue así como empecé a descubrir de manera profesional la ilustración. Un año después, yo entré a ese concurso y también ganó mi ilustración; al momento de ganar el premio, te recomendaban con los editores para tener la posibilidad de publicar la serie con la que ganaste en un libro, y ahí fue cuando empezó todo.

Gerardo Suzán estudió la licenciatura en Diseño Gráfico en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Autónoma de México (UNAM), y Grabado y Dibujo en el Centro dell’ Incisione con Gigi Pedroli y en el Laboratorio d’arte di Giuliana Consilvio en Milán, Italia.

Su trabajo se ha publicado en diversas editoriales nacionales e internacionales. Ha expuesto en más de 200 exposiciones individuales y colectivas en México, Estados Unidos, Canadá, Japón, Italia, Francia, Alemania, Inglaterra, Australia y Suiza. Gerardo también ha obtenido premios, entre los que destacan: “Encouragement Award at the 8th Noma Concours for the Picture Book Illustrations”, Tokyo, Japón, 1993; “Special Price at the International Illustration Biennial”, Teheran, Iran, 1993; “Runnerup Award at the 10th Noma Concours for the Picture Book Illustrations”, Tokyo, Japón, 1995; “Best Book of 1997″, Seattle, Estados Unidos; “Best Children’s Book of 1999″, Boston, Estados Unidos; “Parent’s Choice Award 2000″, Maryland, Estados Unidos; Tercer Lugar 2010 y Mención Honorífica 2012 en el Catálogo de Ilustradores de Publicaciones Infantiles y Juveniles de Conaculta; y Mención Honorífica en el Segundo y Cuarto Catálogo Iberoamericano.

"Galileo y el telescopio"

“Galileo y el telescopio”

Tras diez años de experiencia, Gerardo tuvo la oportunidad de asistir por tercera ocasión a la Feria del Libro Infantil de Bolonia, donde pudo conocer a una de sus grandes influencias pictóricas: Dušan Kállay.

Cuando fui a la Feria de Bolonia, me entrevisté con el director de la Bienal de Bratislava, y me invitó al curso de Moravany. En aquella ocasión, Dušan Kállay fue el maestro. Lo que más me gusta del trabajo de Dušan, y lo entendí 10 años después, es que él trabaja como artista y grabador, cuando hace una ilustración, la trabaja como una placa de grabado, aunada a las texturas y a los personajes clásicos. A él le gusta mucho Rufino Tamayo y creo que usa una paleta de color un poco más cálida (magenta, rosa y amarillos pálidos) en comparación con las que se utilizan en los países ex socialistas y del centro de Europa por la influencia de Tamayo.

Dusan Kallay (1948) – Alica v krajine zazrakov (Alice in wonderland)

Dušan Kállay (1948) – Alica v krajine zazrakov (Alice in wonderland)

Gerardo Suzán ha dedicado gran parte de su trayectoria a la educación y a la formación de nuevas generaciones de ilustradores. Siendo consciente de la importancia y el valor social de esta profesión, fue uno de los primeros ilustradores que formalizó y profesionalizó estudios de ilustración en México con el “Diplomado de Ilustración” en la Academia de San Carlos.

¿De qué manera te ha enriquecido como ilustrador estar en contacto constante con personas que han decidido acercarse por primera vez a la ilustración?

Lo primero es que después de 25 años de dar clases he creado una metodología para enseñar. Busco que el aprendizaje quede garantizado a través de la información y la práctica en un ejercicio. Por otro lado, lo más enriquecedor de trabajar con gente joven es apreciar sus inquietudes y la formación que tienen: comunicología, psicología, arquitectura, etcétera.

Las personas que no vienen de la formación de Diseño Gráfico o de Artes Plásticas, por lo general, se desarrollan más y mucho más rápido, porque todo lo sienten como aprendizaje, no lo sienten como “me tiene que quedar bien” o “me tiene que quedar bonito”, y siempre los alumnos que no vienen de las carreras afines obtienen mejores resultados más rápido, y eso me gusta mucho. Y aunque sea trilladísima la frase de “el maestro siempre aprende de los alumnos”, es inevitable aprender de los alumnos porque están más actualizados, los alumnos que tengo hoy en día, en promedio tienen menos de 30 años.

¿Cómo percibes las diferencias entre tu generación de ilustradores y la actual?

En pocas palabras “fast food” y “slow food”. Mi generación es “slow food”. Hay una frase de Milton Glaser que me gusta mucho que dice que “las computadoras son al diseño lo que el microondas a la comida”, yo soy de la generación antes del microondas, antes del celular y antes del CD, donde todo lo tenías que hacer a mano. Te tenías que sentar a hacer las cosas con calma, generalmente habían tiempos holgados para entregar una ilustración, nunca existieron las ilustraciones sólidas para mañana, el tiempo era más largo. Como te tardabas más en hacer el trabajo y todo el mundo sabía que el trabajo requería tiempo, la ilustración era mejor pagada.

Lo que sucede con las generaciones actuales es que, al reducir tanto y hacer evidente el acortamiento de tiempos de trabajo, los pagos son pequeños. Por ejemplo, por una portada para Estados Unidos a mediados y finales de los 90, pagaban 1000 dólares, con esta cantidad podías sentarte cómodamente a trabajar una semana, y ahora pagan entre 450 y 500 dólares, a ese nivel se ha disminuido. La máquina, a final de cuentas, es sólo un recurso y el recurso ha hecho que se acorten los tiempos. Por otro lado, todos los aspectos conceptuales te permiten dedicar más horas a la idea, sin embargo, cada vez son menos los clientes que están dispuestos a pagar por las buenas ideas.

En 1993, la editorial Patria (México) publicó “Mi primera Biblia latinoamericana” ilustrada por Gerardo Suzán, el proyecto consistió en representar los pasajes más importantes de la Biblia, recontextualizados en América Latina. Los temas religiosos han sido una pieza clave en la carrera de este ilustrador.

1993 mi primera biblia latinoamericana

¿Cómo has abordado los temas religiosos en la literatura infantil?

Los temas religiosos siempre me han gustado, pero como no soy un católico practicante, los veo más bien desde un sentido histórico. Por otro lado, siempre me han gustado las historias de los santos, porque llegar a un lugar de santificación me parece muy extraño, ¿cómo un ser humano común y corriente de carne y hueso puede llegar ahí? Y, sobre todo en las representaciones de pintura y escultura, su vida me atrae mucho.Lo que hizo Giotto para San Francisco de Asís y la vida de los santos en frescos de las iglesias son una forma de ilustración.

Ilustré “Mi primera Biblia latinoamericana”, escrita por Antonio González Roser, un sacerdote jesuita. La intención era traer las sesiones bíblicas a América, por lo que la ilustré desde una perspectiva en la que los personajes fueran más cercanos a los niños, que la solución gráfica fuera una forma figurativa expresiva. pero sencilla, por ejemplo, en el Arca de Noé, los personajes que aparecen son animales de América, no aparecen la típica jirafa, el elefante o la cebra que aparecen en todas las versiones.

Me basé mucho en el arte primitivo cristiano, en donde los personajes son gigantescos en relación a los espacios arquitectónicos, por ejemplo, en el Arca de Noé, todo es desproporcionado, solamente caben diez o veinte animales, no son las arcas gigantescas que se han visto siempre. Y yo creo que con un lenguaje gráfico más sencillo hay más posibilidades de acercamiento con los niños, y también con pequeños detalles que suceden en las ilustraciones, por ejemplo, en “La Creación” hay una especie de islas atrás con más animales escondidos. Siempre procuro poner detalles, para que al momento de descubrirlos, los niños sientan una gratificación.

En tu obra se puede apreciar el tema de identidad y viajes, como en la serie de “Trashumantes”. Platícanos un poco de esta historia.

“Trashumantes” es un largo bagaje que se concreta en el último libro que hice, “Lo que guarda la caja”. El concepto de “Trashumantes” me gusta mucho porque tiene que ver con el movimiento, con la no pertenencia y la migración. El concepto de trashumante viene de la migración que se realiza para alimentar al ganado y la migración es más bien como el movimiento deseado por la necesidad de alimentación y sustentos. Desde muy chicos, siempre estuvimos viajando y en movimiento, mi papá viajó mucho por todo el país, por eso para mí el establecerme en un lugar nunca ha sido una de mis prioridades y por ello comencé a trabajar con estos temas.

"Principio" de la serie Trashumantes, ilustración seleccionada con Mención Honorífica en el Segundo Catálogo Iberoamericano de Ilustración

“Principio” de la serie Trashumantes, ilustración seleccionada con Mención Honorífica en el Segundo Catálogo Iberoamericano de Ilustración

¿De qué trató el libro “I sogni del serpente Piumato. Fiabe e leggende dal Messico” publicado por Editorial Franco Cosimo Panini?

Fue un proyecto que organizó la fundación Štěpán Zavřel en Sármede, un pequeño pueblito al norte de Italia. El año pasado, México fue el país invitado al proyecto, así que nos convocaron a un grupo de ilustradores para realizar este libro que habla sobre temas de nuestro país. El planteamiento es interesante, porque es un pueblo muy pequeño y una región agrícola, donde se ha creado una cultura entorno a la ilustración infantil gracias a que Štěpán Zavřel llegó a vivir a este lugar. Alrededor del evento gira también la economía del pueblo ya que llega muchísima gente. Una vez al año, los niños reciben mucha información relativa a otro país. En el proyecto hay gente especializada, desde Monica Monachesi, quien es curadora y organizadora del evento, hasta Leo Pizzol, quien es el director de la fundación.

La leyenda que me tocó ilustrar fue “El flechador del sol”, una leyenda mixteca. Se me pidió utilizar como referencia los textos “La forma del árbol” y “El tiempo y las ramas” de Italo Calvino, en los que escribe sobre el gran Tule de Oaxaca y sobre la importancia de los árboles en la cultura mixteca. “El flechador del sol” es una leyenda muy linda, como todas las que hablan de la creación del mundo, en la cual el amor de dos árboles es el que crea a la humanidad.

 “El flechador del sol” para el libro  Il sogni del serpente piuamto. Fiabe e leggende dal messico

“El flechador del sol” para el libro “I sogni del serpente piumato. Fiabe e leggende dal Messico”

¿Cuáles consideras que son los aspectos que debe tomar en cuenta un buen ilustrador?

Lo primero y como consigna para mis alumnos es observar y, sobre todo, no dejar de visitar el Museo de Antropología, el Templo Mayor, la Catedral y el Museo Nacional de Arte. Este museo es una de las grandes galerías del mundo como puede ser La Nacional de Washington y el Tate de Londres; y lo tenemos a la mano. Es fácil ir y al recorrerlo puedes reconocer temas legítimos, de cosas que te pertenecen, porque cuando tú te apropias de algo que no es tuyo es muy difícil que se convierta en tuyo.

Primero debemos tener una amplia cultura visual mexicana, que está en todas partes, viene desde los petroglifos de hace diez mil años, hasta Gabriel Orozco y todos los artistas conceptuales. Y justo creo que falta muchísimo el trabajo de identidad porque en ocasiones, llega la gente joven con dibujo manga. ¿Por qué no buscar en todos los antepasados y en todas esas posibilidades algún recurso?

Construye tu identidad y tu cultura visual a partir de lo mexicano. En mi caso, uno de los primeros cuadros que vi de niño fue “Las Dos Fridas” que estaba en la Casa Azul de Coyoacán, nosotros vivíamos muy cerca, y cuando empiezas a investigar, quizá el azul que yo utilizo venga de la Casa Azul o de las casas de Coyoacán.

Para ti, ¿cuál es la importancia de la ilustración en la literatura infantil?

Desde que se hizo un libro para niños ilustrado, alguien pensó que se necesitaban dibujos para explicar cosas o para atraer al niño a la lectura, lo principal es que la imagen vaya a la par del texto, aunque sea un texto de educación, de Matemáticas o de tercero de primaria. Por ejemplo, Salisbury dice que “los libros son la primera galería de arte de los niños”, y es justo el primer contacto de lo niños con el mundo, si les comienzas a dar libros desde muy pequeños, antes de que hayan desarrollado totalmente su pensamiento abstracto y cuando su mundo se reduce a “mi casa, mi escuela, mis compañeros”, los libros pueden ser una gran ventana. Pienso que la imagen es determinante para que el niño llegue a los libros; también creo en los libros sin textos, porque es una manera de acercarle al niño los libros sin que sepa leer.

¿Cómo asimilaste el concepto de la lectura como factor de inclusión en la ilustración que realizaste para la exposición Que todos signifique todos?

Yo siento a la literatura, a los libros y a las letras como un gran manto que te puede proteger, porque a pesar de que ahora puedes acceder a muchísima información a tan sólo unos cuantos tecleos, yo creo que la información precisa, justa y bien presentada siempre la encontrarás en los libros, entonces para mí eso significa algo que te puede proteger, que te puede dar herramientas para resolver problemas.

La ilustración la empecé a pensar desde que estaba en Italia y estaba viendo muchas obras gigantescas de grandes pintores como Botticelli y Leonardo da Vinci, que tienen unas aves escondidas en los paisajes. También pensé en la anunciación como un ave que trae buen augurio. Por consiguiente realicé un hombre ave que está feliz solo porque tiene a las letras, y las letras son las que le permiten estar arriba volando y fluyendo, y los que están abajo están oscuros y opacos porque no tienen a las letras; el otro les comparte las letras y de esa manera los invita a volar con él. Las letras te liberan, te dan opciones, te llenan de luz. Esta ilustración es un homenaje a Gastone Novelli, de quien conocí su obra y me gustó muchísimo, y usé un poco el color, los esgrafiados de caligrafía y cosas de ese tipo que me sorprendieron verdaderamente.

Bocetos para la ilustración de la exposición "Que todos signifique todos"

Bocetos para la ilustración de la exposición “Que todos signifique todos”

¿Cuál fue para ti la importancia de que el 34 Congreso Internacional de IBBY se haya llevado a cabo en México?

Creo que el hecho de que el Congreso haya sido en México fue una forma de invitar al mundo a que venga, que sepa qué pasa entorno a la literatura y que vea que México no está en sus mejores momentos pero que sí se pueden realizar eventos de este tipo. A mí lo que más me interesaba de este proyecto era que se viera que en México hay talento, la cuestión es cómo seguir desarrollando esos talentos.

México no es un país de méritos y creo que eso también complica las cosas; este proyecto contribuye a que se genere una consciencia de que la ilustración es importante, que tiene un valor social, que tiene un reconocimiento y que todo lo que gira entorno a la literatura infantil es importante e imprescindible. Qué bueno que IBBY lo hizo este año y que hubiera esta iniciativa de buscar que el Congreso fuera en México, porque de otra manera hubiéramos seguido en el limbo espacial.

Recientemente, Gerardo Suzán concluyó el libro “Lo que guarda la caja”, el cual publicará la editorial Vielflieger de Frankfurt, al respecto nos comenta lo siguiente: El libro “Lo que guarda la caja” está en producción, es un poco sobre la historia de mi familia y el valor que pueden tener algunos objetos antiguos para entender tu origen. El texto inicial lo escribí yo, sucesivamente hice un guión con Atenea Cruz y a partir del guión hice el texto final con Camila Paz Paredes. Esperamos que se presente en Bolonia el próximo año.

Los proyectos continúan. Los diplomados, los cursos y un sinfín de historias por contar siguen nutriendo la prolífica trayectoria de este gran ilustrador.

catalogo3

Ilustración ganadora del tercer lugar en el Catálogo de Ilustradores de Publicaciones Infantiles y Juveniles de Conaculta, 2010

Ilustración para la antologia poetica de Vicente Huidobro, publicada por editorial Santillana

Ilustración para la antología poética de Vicente Huidobro, publicada por editorial Santillana.

Ilustración  ganadora en el concurso de ilustración de Noma, en Japón

Ilustración ganadora en el concurso de ilustración de Noma, en Japón

migracion curso filij

SUZÁN 4 Siguiendo el mapa mencion

“Siguiendo el mapa” de la serie Trashumantes, ilustración seleccionada con Mención Honorífica en el Segundo Catálogo Iberoamericano de Ilustración

ENTREVISTA:: Sandra Rodríguez

TXT Y EDICIÓN:: Carlos Apreza 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s