ENTREVISTA/ QUE TODOS SIGNIFIQUE TODOS: MAURICIO GÓMEZ MORÍN

El artista Mauricio Gómez Morín logró consolidar una trayectoria de aproximadamente más de 35 años, a pesar de iniciar en la ilustración cuando era considerada “arte menor”.

Mauricio Gómez Morín inició su formación como artista visual a los 18 años, en el “Taller de Gráfica Popular” y en el “Taller de Grabado del Molino de Santo Domingo”, donde conoció al que considera precursor y representante de la ilustración contemporánea en México, Felipe Dávalos. En 1976, publicó sus primeras ilustraciones en la revista “Colibrí”, cuando era dirigida por Mariana Yampolsky. Sucesivamente, estudió pintura en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”. En las escuelas de arte, no se pensaba remotamente que la ilustración pudiera ser parte de su currículo. Cuando mucho simplemente se le reconocía como una de las “artes menores” que podías aprender en una “escuelita” nocturna de dibujo publicitario, comenta Mauricio sobre sus inicios en la ilustración.

CAPITULO 18

Cuando inició la carrera, este artista descubrió en la ilustración un espacio de aprendizaje, de diálogo y de experimentación. Ante las pocas ofertas académicas en esta disciplina, su formación y su acercamiento a la ilustración fueron de manera autodidacta. Aprendí de los “viejos” ilustradores, de los libros, de los museos, de las galerías, de la calle y, sobre todo, aprendí de esa vieja maestra muy exigente, pero también muy eficiente: la práctica. En mi caso, tuve otra fortuna, participar con el grupo plástico Germinal haciendo carteles, mantas gráficas y murales para movimientos, organizaciones y luchas populares en los 70 y en los 80. Esta estricta experiencia de vida me permitió conocer la historia política del arte mexicano. Me hizo entender que el arte no es producto de museos, galerías o escuelas y me enseñó que no hay artes menores, menciona el artista.

 

De 1980 a 1990, Mauricio laboró como docente en la licenciatura de Diseño Gráfico en la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco, sobre esta experiencia nos comenta lo siguiente:

La docencia es una gran responsabilidad, puedes encauzar o desbaratar la vida de alguien, así como creer e inculcar la pasión por el conocimiento y el hacer. No son los papeles y la escolaridad lo que necesariamente te forma, sino la claridad del pensamiento y la fortaleza del espíritu. La enseñanza y el aprendizaje son un binomio indisoluble y dialéctico. No hay uno sin el otro y esto quiere decir que como docente debes saber reconocer cuándo te toca aprender y cuándo te toca enseñar. Yo siempre me esfuerzo en detectar los valores y aptitudes potenciales para darles recursos para crecer. Nunca me importaron las calificaciones, pero aprendí que la autoevaluación es fundamental para ser autocrítico. He aprendido que el conocimiento es un supremo acto de conciencia, cuando se echa a andar nunca para. Y que para mí, el verbo que mejor resume este proceso increíble es el verbo “vivir”.

25 VENTANA

Además de su carrera como docente, este ilustrador ha participado en múltiples exposiciones individuales y muestras colectivas. Su trabajo ha sido publicado en diversos medios como La Jornada, Reforma, Excélsior y Letras Libres. También ha colaborado con las principales editoriales de México, y con la Secretaría de Educación Pública en la colección “Libros del Rincón” e ilustrando los libros de texto gratuitos. En 2007, fue nominado a los premios Astrid Lindgren y Christian Andersen por su trayectoria profesional.

En esta entrevista con La Neif, Mauricio nos comparte su experiencia como ilustrador y algunos detalles de su participación en la exposición Que todos signifique todos, la cual se lleva a cabo en el marco del 34 Congreso Internacional de IBBY en México.

¿Cuáles son los principales aspectos que debe considerar un buen ilustrador?

El aspecto más importante es ser un buen lector. Y no me refiero sólo a los libros, sino también a otros aspectos como leer un rostro, un paisaje, el cielo o un objeto. Ser un gran observador. Otro aspecto fundamental es el estar plenamente consciente de que la ilustración es un diálogo: con un texto o una narración, a veces con el propio escritor, con el editor, con un determinado medio de comunicación; en el caso de un libro, con el formato y el diseño, con los materiales y las técnicas gráficas expresivas, con los procesos de producción editorial, con el cometido, la función y el género del material a ilustrar, con la propia biografía y, por supuesto, con la otra mitad del círculo virtuoso de la comunión que es ese ente al que llamamos genéricamente “el lector”. También es fundamental el dominio del oficio y de los recursos técnicos expresivos –tradicionales y digitales–. De la mano, también es elemental el construirse una cultura visual y hacerse de todo los recursos teóricos posibles en torno a la comunicación y a la semántica de la imagen. Otro aspecto importante es profundizar en tus propias raíces personales, sociales y nacionales, y desde ahí hablarle libremente al mundo, desde lo inmediato hasta lo lejano. Creo fervientemente en la consigna que reza “pensar globalmente y actuar localmente”.

En el diseño editorial, ¿cuál es para ti el mayor reto al tener que ilustrar una infinidad de temas?

Me parece que el reto principal es que tu trabajo pueda sostener la mirada del otro, es decir, que lo conmueva y que no se agote la imagen en un instante como “llamarada de petate”, que aguante los múltiples embates de las miradas para descubrir nuevos aspectos y asociaciones. Como dijera Günter Grass: “Que tus imágenes sean como una cebolla con muchas capas”. Para mí, el mayor reto es que la ilustración, además de hacer un vínculo con la historia, aporte algo nuevo, que amplifique la lectura, la reflexión y la imaginación del lector.

Mauricio fue director artístico de las colecciones infantiles del Fondo de Cultura Económica (FCE), al respecto nos comparte lo siguiente:

Trabajar con Daniel Goldin y con el gran equipo que formó en el Fondo de Cultura Económica es la experiencia profesional más importante de mi vida. Yo empecé a colaborar en el Fondo como ilustrador, y después Daniel me contrató como director artístico y trabajé con él por casi 11 años. Me tocó entonces estar del otro lado del mostrador. Daniel tenía un objetivo muy claro respecto a la línea editorial para las colecciones infantiles del FCE: fundar un catálogo en español de las mejores historias de los mejores autores e ilustradores de libros para niños y jóvenes en el mundo. Pero este objetivo explícito estaba inspirado en un propósito implícito y profundo: la promoción de la lectura para construir ciudadanía. Formar usuarios plenos de la palabra, a través de una red social de individuos e instituciones, para impulsar horizontal, democrática e incluyentemente la cultura escrita como eje transversal de los espacios de esparcimiento y educación. Estas acciones modificaron, definitiva y definitoriamente, el universo y el mercado editorial de las publicaciones infantiles en México.

16

¿Cuál es la historia que más has disfrutado ilustrar?

Quizá la más divertida ha sido “La fórmula del Doctor Funes” de Francisco Hinojosa, porque con los cuentos de Pancho no hay modo de aburrirse. Disfruté cada dibujo enormemente y creo que algo se me pegó de su humor fresco. Me parece interesante pensar qué historia es la que más trabajo me ha costado realizar; ese reto lo tuve con la novela del escritor brasileño Julio Emilio Braz, “En la oscuridad”. Una historia muy bien escrita, sin concesiones de ninguna especie, sobre la vida de una pandilla de niñas de la calle en Brasil que muy bien podría situarse en la Ciudad de México. Tuve el texto en el restirador por más de seis meses sin saber qué hacer o cómo empezar. Finalmente, por la presión de la editorial, no tuve más remedio y volví a leer y releer la novela hasta que una frase, a la que no le había dado mayor importancia, me detonó un caudal de imágenes y asociaciones. Pude ver con claridad qué es lo que tenía que hacer. Con esta experiencia, recibí una enorme cátedra de narrativa, de edición y de semiótica de la imagen. Y entendí a cabalidad que no se pueden ilustrar las diversas historias con los mismos recursos o la misma actitud: cada historia requiere su propio y singular tratamiento.

En la obscuridad

¿Para ti cuál es la importancia de la ilustración en la literatura infantil?

A diferencia de Bruno Bettelheim, quien consideraba que las ilustraciones en los cuentos constreñían el imaginario infantil, o de la opinión de Rudolph Arnheim de que las ilustraciones en los libros infantiles eran como la molesta persona que en un cine le está traduciendo la película a su compañero, yo pienso que ahora más que nunca la ilustración en la literatura infantil tiene un papel tan importante y protagónico como el texto. Los libros infantiles son híbridos complejos que en una increíble operación de sincretismo, reúnen en una relación dialéctica esos dos grandes medios comunicativos: la palabra y la imagen, donde cada una es afectada positivamente por la otra y donde lo importante es lo resultante de esta reciprocidad que genera un medio enriquecido y denso de sentido.

La palabra y la imagen nacieron como hermanas y se reunieron maravillosamente en la escritura. ¿No son las letras dibujos y el dibujo otra escritura? Pero esta relación se ha enrarecido. Son los libros infantiles los que restablecen este vínculo virtuoso entre estas dos fundamentales herramientas que nos hicieron y nos hacen humanos. Que nos ayudan a expresar, a comprender y a expandir.

¿Cómo asimilaste el concepto de la lectura como factor de inclusión en la ilustración que realizaste para la exposición Que todos signifiquen todos?

Pienso que la literatura y la lectura son un recurso humano irrecusable e intransferible de comunión e identidad. Nos sitúan, como ningún otro medio, en sintonía y correspondencia con otros tiempos, con otras personas, con otras culturas, con otras ideas, con otros sentires y pensares. Nos desenajenan, haciéndonos próximos a todo y a todos. Por eso, creo que la lectura es incluyente, trátese de la Biblia o de “Mi lucha”; siempre tendremos la opción de compartir o disentir.

Hablo de la lectura de imágenes, no sólo de la lectura de palabras. Creo que formarnos como lectores totales nos debería hacer incluyentes por ese reconocimiento de la diversidad, de la pluralidad como la gran expresión de la vida. Todos somos todos porque siendo diferentes somos y valemos lo mismo, porque somos y valemos en comunidad, en comunión.

¿Cuál es para ti la importancia de que el 34 Congreso Internacional de IBBY se lleve a cabo en México?

Estoy feliz, porque me parece que es un reconocimiento pleno al enorme esfuerzo que ha hecho IBBY México, desde sus orígenes hasta la gestión actual a cargo de Azucena Galindo, por la promoción de la lectura como instrumento indispensable de desarrollo e igualdad.

Y en este tenor, es también un reconocimiento al esfuerzo de muchas personas e instituciones en México que han contribuido sustancialmente a este propósito total. Es una distinción mundial que no se gana desde el poder del dinero (como en el fútbol), se obtiene del esfuerzo discreto, constante, generoso e inteligente. ¡Enhorabuena a todos y cada uno de esos granos de arena!

Recientemente, Mauricio Gómez ilustró el libro “El secreto de la flor que volaba”, escrito por Demian Bucay y publicado por Editorial Océano. Actualmente, prepara su próxima exposición “Retablos Profanos”, la cual se inaugurará el 11 de septiembre en la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada.

En el futuro próximo, estaré por terminar una novela gráfica que empecé hace más de 20 años y trabajaré en proyectos totales de literatura infantil, es decir, haciendo todo: historia, ilustración y diseño para publicarlos con pequeñas editoriales, concluye Mauricio sobre sus próximos proyectos.

Invitación MGM 1

16 lata

4

Chocolate

Dobleluna

El sirenito

 

ENTREVISTA:: Sandra Rodríguez

TXT Y EDICIÓN:: Carlos Apreza y Sandra Rodríguez  

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s