ENTREVISTA/ QUE TODOS SIGNIFIQUE TODOS: FABRICIO VANDEN BROECK

Con aproximadamente 20 años creando imágenes como ilustrador, pintor, editor y maestro, Fabricio Vanden Broek nos comparte un poco de los conocimientos y las reflexiones que se deben tomar en cuenta en una profesión tan entregada como la ilustración.

Fabricio Vanden Broeck ha recibido diversos premios y reconocimientos: obtuvo el Segundo Premio en el Noma Concours of Illustration; en el 2000, ganó el premio Utopía convocado por Fundalectura en Colombia; y fue seleccionado en la Lista de Honor de IBBY (selección bienal de los mejores libros para niños publicados en el mundo) ese mismo año. En 2007, “La Cucaracha”, un libro ilustrado por Fabricio, fue parte de la exposición “The White Ravens” dentro del marco de actividades de la Feria del Libro Infantil de Bolonia, Italia. En el 2010, estuvo nominado para el reconocido Premio Hans Christian Andersen.

Este reconocido artista comparte con La Neif un poco sobre el inicio de su célebre carrera.

"The Magic Snail" 2do catálogo Iberoamericano de Ilustración

“El Caracol Mágico”
2do Catálogo Iberoamericano de Ilustración

¿Cómo fue tu primer acercamiento a la ilustración?

Cuando tuve que escoger una carrera, opté por estudiar Diseño porque de chico había dibujado y de alguna manera sentía esa actividad cercana a mí. Por otro lado, siempre me habían atraído las portadas de discos de rock, muchas de ellas muy creativas y hechas por verdaderos artistas: Andy Warhol, H.R. Giger, Folon, Roger Dean, Milton Glaser, etcétera. También me gustaban los carteles y la gráfica de los 60 y los 70, de la era pop que podemos apreciar en todo su esplendor en la película de dibujos animados “Yellow Submarine” de Los Beatles. Así que empecé estudiando Diseño Gráfico y después de un semestre me pasé a Diseño Industrial por considerar que la formación era más completa y más interesante.

Al terminar mis estudios, me fui a Suiza a hacer una maestría en Diseño y ahí, un poco por casualidad, acabé trabajando en el taller de ilustración de Étienne Délessert, un destacado ilustrador de reputación mundial. A los pocos días de estar ahí, decidí que a eso quería dedicar buena parte de mi vida.

¿Cuál es el mayor reto de ilustrar textos, ya sean historias o informativos y analíticos (como los que ilustraste en Letras Libres)?

El mayor reto está en la interpretación creativa del texto, una interpretación que se aleje de lo literal, de la redundancia. Para mí, una buena ilustración debe reflejar una lectura personal, original e inesperada del texto, incluso a contrapelo de las opiniones vertidas en el texto. Para eso, el ilustrador debería centrar sus esfuerzos en el desarrollo conceptual de la imagen más que en la técnica. Esto en general, pero sobre todo tratándose de ilustraciones editoriales.

Portada de la publicación "Letras Libres" Junio, 2005

Portada de la publicación “Letras Libres”
Junio, 2005

El trabajo de Fabricio Vanden Broeck se ha publicado en distintas publicaciones de México, Canadá, Estados Unidos, Colombia, Venezuela, España, Francia, Italia y Japón. Como ilustrador editorial, ha colaborado en medios como The New York Times, La Vanguardia, Libération, Reforma, Excélsior, Letras Libres (editor e ilustrador), Reader’s Digest, entre otros. También ha colaborado con las editoriales Fondo de Cultura Económica, Patria, Alfaguara, Nostra, Conaculta, etcétera.

Libros_18

Las aportaciones de este ilustrador a la literatura infantil en México han sido los libros relacionados con la cultura mexicana, tales como, “Baak: un cuento maya”(Editorial Progreso), “Los siete mejores cuentos mexicanos”(Editorial Norma) y “El morralito de ocelote”(Conaculta). Al respecto nos comenta lo siguiente:

En tu obra sobresalen libros enfocados en la cultura mexicana, ¿cómo son tus procesos de investigación para abordar temas tan especializados?

El trabajo de un ilustrador debe primero tener sustento en sus raíces culturales. Yo soy mexicano y siempre me ha parecido que la cultura mexicana es muy rica visualmente y relativamente poco explorada en el campo de la ilustración. De manera natural me he acercado a los cuentos y leyendas mexicanas. Todos hemos visto decenas de versiones ilustradas de la “Caperucita Roja” o de “Blancanieves”, pero muy pocas de narraciones como “Los Huesos Sagrados” o “El Conejo y la Luna”, por solo citar un par de leyendas de raíz prehispánica.

De cualquier manera y más allá de gustos e inclinaciones personales, cada proyecto exige una investigación, una documentación seria para evitar caer en lugares comunes. Recién ilustré “El Jinete sin Cabeza” de Washington Irving para Editorial Nostra. La historia se sitúa en el este de los Estados Unidos, en el siglo XIX, y es un cuento precursor del cuento de terror contemporáneo. Mi propuesta ilustrativa es en blanco y negro, austera, con veladuras y claroscuros que corresponden al género y desde luego tuve que documentarme con relación a la geografía, la historia local, el tipo de vegetación y vestimenta de donde se ubica la historia. La investigación es consustancial a un buen trabajo de ilustración.

¿Qué tipo de historias y temas te gusta ilustrar?

Me gusta ilustrar de todo: cada nuevo tema es un desafío y me gustan los desafíos complejos, aquellos que requieren de mucha conceptualización. En cuanto a literatura, me gusta el drama sobre todo cuando hay humor –mejor aún, humor negro–, la ficción histórica y las leyendas.

"The seven best Mexican Tales" Text: Paola Caballero Norma 2006

“Los mejores cuentos mexicanos”, Norma, 2006

Platícanos un poco del proceso creativo de tu participación en el libro “Diccionario para armar” (Alas y Raíces).

De entrada, me atrajo mucho el proyecto y específicamente el tema de ilustrar animales. Siempre me ha gustado y siempre me aporta algo nuevo trabajar el tema de animales. En este caso se trataba de un diccionario, por lo tanto de una obra de referencia. Para mí, el desafío era mostrar veracidad pero de una manera muy atractiva. Le entré desde una perspectiva más gráfica con un uso muy libre y expresivo del color y la textura –incluso a veces integrando tipografía a la imagen– y tratando de que fondo y figura tuviesen el mismo valor, un poco como sucede con los vitrales: figuras planas sin énfasis en el volumen.

Libros_56

Ilustración de Fabricio Vanden Broeck para el “Diccionario para armar”

Hasta el momento, ¿cuál ha sido el libro que en cuestión de técnica has disfrutado más al ilustrar?

Cada nuevo libro es la oportunidad de arriesgar experimentando. Trato de aprovechar para probar cosas nuevas. En ese sentido, el último en proceso es, por lo general, el que más disfruto técnicamente. Sin embargo, me parece que “El Jinete sin Cabeza” –un libro de 80 páginas, prácticamente una novela gráfica– es de los que más satisfacciones me ha dejado desde el punto de vista técnico. Esperemos que la impresión refleje las sutilezas y matices del trabajo de ilustración.

Sobre la importancia de la literatura infantil y la ilustración en este género, Fabricio comenta lo siguiente:

¿Cuáles consideras que son los elementos que generan en un niño el interés por leer un libro álbum?

Es difícil reducir el atractivo de un álbum para niños a unos cuantos elementos. Desde luego, la imagen es lo fundamental de ese atractivo, pero más que la imagen, es el universo que logra construir el ilustrador lo que captura la atención del niño. Y tiene que ser un universo “auténtico”, en el sentido en que corresponda realmente a un universo que existe primero dentro de quien lo hace visible y no un recurso artificioso y complaciente, deliberadamente diseñado para enganchar. Los niños se dan cuenta de la superchería y se desinteresan de inmediato. El ilustrador debe emprender su quehacer con, en mente, el niño que alguna vez fue.

Para ti, ¿cuál es la importancia de la ilustración en la literatura infantil?

La ilustración es un género artístico que ha evolucionado vertiginosamente en los últimos 40, 50 años. Salvo contadas excepciones, la ilustración de antes de mediados del siglo XX era muy poco interesante y, desde luego, no se situaba en el eje de interés de las vanguardias y de quienes discurrían sobre los procesos de la imagen. Se mantenía como un género marginal, anónimo, limitado a decorar o, en el mejor de los casos, a transcribir fielmente en imágenes lo que en textos se describía ya.

Hoy en día, la ilustración ha cobrado un auge fuera de serie, desbordando el ámbito exclusivamente infantil y juvenil para incursionar y aposentarse cómodamente en el gusto del público adulto. Me atrevo a afirmar que la mayoría de los álbumes ilustrados infantiles son generados con, en mente, el público adulto –el que paga–, o, más precisamente, los niños que alguna vez fueron los adultos hoy económicamente solventes.

Por otro lado, si hace unos 20, 30 años el actor importante en el binomio autor/ilustrador era el escritor, hoy en día asistimos a una inversión de roles: el protagonista es el ilustrador e inclusive se le incita a generar sus propios textos, a prescindir del escritor. Creo que en un inesperado vuelco del destino, el ilustrador está en posición de sacar de la jugada del libro álbum al escritor. Elegante “machincuepa” del destino a favor de quienes estaban acostumbrados a que escritores les dieran “instrucciones” de cómo abordar su quehacer.

"Haikais", Playco. 2005

“Haikais de Tablada”, Playco. 2005

¿Cómo asimilaste el concepto de la lectura como factor de inclusión en la ilustración que realizaste para la exposición Que todos signifique todos?

Mi propuesta es muy sencilla: sitúo una variedad de personajes de la “Commedia dell’Arte” en una situación de apropiación –hoy en día se le llamaría “intervención”– de un acto de malabarismo. Los objetos del malabarismo son libros y cada quien se apropia de uno en un ejercicio colectivo de lectura.

¿Cuál es para ti la importancia de que el 34 Congreso Internacional de IBBY se lleve a cabo en México?

Es importante atraer este tipo de eventos a México para generar mayor conciencia de la importancia formativa del libro, de la importancia de la educación en general, sobre todo por los tiempo que corren en México, donde todo es desesperanzador: corrupción rampante, miseria, violencia, injusticia, cinismo, pérdida de referentes morales y culturales, degradación del ambiente y un largo etcétera.

Y en tela de fondo de todos estos problemas: la total desinversión y falta de presencia del Estado en temas relativos a la educación desde –no exagero– la crisis de 1982.

infantil_34_el-emisario

“El Emisario” del 1er catálogo Iberoamericano de Ilustración, 2010

En la entrevista, Fabricio nos adelantó un poco de información sobre el próximo libro/novela gráfica que publicará con Nostra Ediciones, “El Jinete sin Cabeza”, pero también nos comparte otros proyectos que están y seguirán enriqueciendo la trayectoria de un gran exponente de la ilustración en México:

Con mi esposa, Mónica González Dillon, editora, montamos hace un par de años un pequeño sello editorial, El Dragón Rojo, y hemos hecho algunos libros ilustrados sobre temas “científicos” desde una perspectiva que considero original, holística. Hemos también publicado libros en torno a temas sociales, como la equidad de género, la tolerancia y tenemos en puerta varios proyectos que amplían esas colecciones e inician otras. Por cierto, algunos de nuestros libros han sido traducidos a varias de las lenguas originarias: náhuatl, maya, zapoteco mixteco, tseltal y tzotzil, lo cual es un orgullo.

Por otro lado, Judy Goldman escribió un libro de leyendas mexicanas de animales, “Whiskers, Tails and Wings”, que yo ilustré y publicamos el año pasado con Charlesbridge, en Estados Unidos, y que ha tenido bastante éxito. Este año, publiqué con la Universidad Autónoma Metropolitana “El último apaga la luz”, un libro que combina citas famosas con imágenes mías en torno a la problemática del medio ambiente. Esta publicación es derivada de una exposición de carteles que ha itinerado en el país y se encuentra ahora en exhibición en el Consejo para las Artes de Nueva Orleans.

Mencioné antes en la entrevista “El jinete sin cabeza”, un libro ilustrado/novela gráfica que saldrá publicado este año por Editorial Nostra. Es una veta que me ha gustado mucho y me encuentro ahora trabajando en un par de proyectos similares.

Infantil_30

“The Mouse Bride”, Umbrella books/ Knopf 1993

"The Illusion"

“El Ilusionista”

"The two Americas", Letras Libres, 2000

“Las Dos Américas”, Letras Libres, 2000

dog_meets_cat

“Dog meets cat”

"Bî y Bâ knitting the Universe", 1er Catálogo Latinoamericano de Ilustración, 2010

“Bî y Bâ tejiendo el universo”, 1er Catálogo Latinoamericano de Ilustración, 2010

"The Musician", El Malpensante, 2007

“El Músico”, El Malpensante, 2007

ENTREVISTA:: Sandra Rodríguez

TXT Y EDICIÓN:: Carlos Apreza y Sandra Rodríguez       

 

Advertisements

2 thoughts on “ENTREVISTA/ QUE TODOS SIGNIFIQUE TODOS: FABRICIO VANDEN BROECK

  1. bon je me mets au travail d’écriture et il me faudra ( un jour ) un illustrateur de talent et de confiance ( j’en connais un )

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s